Cambiar el aceite, comprobar que la huella de tus neumáticos sea lo suficientemente profunda, revisar el sistema de refrigeración. Tu automóvil requiere numerosos cuidados si quieres que siempre esté a punto y no te de ningún susto ni en la carretera ni a la hora de pasar la ITV. Pero hay una tarea que un gran número de personas olvidan y que es vital si quieres que tus neumáticos duren. Se trata del alineado de tus neumáticos, un trabajo fundamental. Sigue leyendo y descubre por qué debes prestar atención a esto y cómo podemos ayudarte en Neumáticos Élite, auténticos especialistas en neumáticos.

Conduce tranquilo, alinea tus neumáticos

 

Si alguna vez mientras conducías has detectado que tu coche vibra más de lo normal o que este tiende a moverse hacia uno de los lados de la carretera tu coche necesita un alineado. Pero estas no son las únicas señales de alerta que tu coche te puede dar. Si ves que el volante no está centrado cuando conduces en una recta o si la dirección está dura y los neumáticos no vuelven a su posición tras girar, tu coche te está avisando.

Pero ¿cómo se desalinean las ruedas del vehículo? Las causas más comunes son:

  •         Un cambio de neumáticos, amortiguadores o rótulas.
  •         Un accidente.

A pesar de que estas sean las razones más comunes por las que tu coche necesitará pasar por el taller para un alineado, no debes olvidar que el uso normal de tu vehículo también puede provocar que se desalinee. Dos ejemplos muy frecuentes de ello son los golpes a los bordillos cuando se aparca y la conducción por carreteras en mal estado. Sí, así es, ten en cuenta que las ruedas son las grandes afectadas cuando te encuentras con un bache y esto puede afectar a su alineación.

¿En qué consiste el alineado?  

 

Este proceso comienza por una revisión de todas las piezas que pueden afectar a la correcta alineación de las ruedas como rótulas, mangueta o suspensión.

Si ninguna de estas piezas está mal se pasa a una máquina donde un ordenador conectado a las cuatro ruedas nos indica los diferentes datos que se necesitan sobre la desviación de estas.

Si hay valores que se salen de lo normal el ordenador avisa y los mecánicos hacen las correcciones necesarias. Cuando se termina la corrección el ordenador emite un informe con los datos tras las correcciones, si todo está bien el coche está listo para volver a la carretera.

Ahora que ya conoces la importancia de este trabajo ¿sospechas que tu coche puede necesitarlo? No lo dudes y visita Neumáticos Élite, tu coche te lo agradecerá.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *