Llega la navidad, la primera sin restricciones de ningún tipo en años y seguro que te estás planteando hacer una escapada ¿verdad? Antes de emprender un viaje que seguramente sea más largo de lo que tu coche está habituado a hacer es importante que hagas algunas revisiones en él. El frío ya ha llegado y el invierno es una época dura para tu automóvil. Diversos componentes se resienten y es mejor no perderlos de vista o puedes pasar un mal rato en la carretera. Por eso hoy desde Neumáticos Élite te queremos contar cómo cuidar de tu coche en navidad.

 

Prepara tu coche ante el frío

 

Como te decíamos hay elementos de tu vehículo que no se pueden dejar sin revisar en invierno antes de hacer un viaje largo y estos son los siguientes:

  • Batería: sin duda una de las partes de tu vehículo que más probabilidades tiene de fallar ante el frío. Las bajas temperaturas son su enemigo y provocan que se descargue de forma más rápida. Si empiezas a notar que a tu coche le cuesta arrancar ¡no te la juegues!
  • Neumáticos: nuestra gran especialidad y una pieza clave de tu coche para garantizar la máxima seguridad. La lluvia, la nieve o el hielo pueden ponerlos a prueba. Comprueba que la huella de tus neumáticos no sea inferior a 1,6 mm, el mínimo legal. Pero ten en cuenta que un poco más nunca viene mal. Y, por supuesto, no dejes sin comprobar que la presión de tus neumáticos es la que marca el fabricante.
  • Motor: el corazón de tu coche necesita alcanzar una determinada temperatura para funcionar correctamente. No lo hagas funcionar en frío. Si puedes arrancar tu coche mientras vas cargando las maletas y dejas que el motor alcance su temperatura este te lo agradecerá.
  • Limpiaparabrisas: el invierno es una de las épocas más lluviosas en nuestro país y en muchos sitios esta lluvia se convierte en nieve. Puede parecer un asunto sin importancia, pero unos limpiaparabrisas que no eliminen bien el agua o la nieve suponen un peligro para ti y tu familia.
  • Luces: estamos en la época con menor luz de todo el año y esto supone que gran número de horas de tu viaje pueden discurrir de noche. No está de más que las luces estén en perfecto estado.

Estos son solo algunos de los elementos a tener en cuenta para saber cómo cuidar de tu coche en navidad. No olvides revisar tampoco el aceite o los frenos. Y, sobre todo, cualquier tarea de mantenimiento que tengas que hacer confíasela a expertos. Como el equipo de Neumáticos Élite. Ven a nuestros talleres y viaja seguro esta navidad.

Aunque el frío parece resistirse a llegar ya casi estamos en noviembre y sabes que tarde o temprano este aparecerá. Por eso hoy desde Neumáticos Élite queremos enseñarte a utilizar esa aliada que, sí, también en nuestra tierra es necesaria para conducir con un poco más de confort en invierno: la calefacción. La calefacción en los automóviles es algo que lleva con nosotros mucho más tiempo que el aire acondicionado. A pesar de ello, a veces no se le da la importancia que tiene. Sin embargo, te puede ser de gran ayuda, sigue leyendo y descúbrela. 

La calefacción, tu aliada en invierno

 

Ante todo, lo primero que hay que explicar es cómo funciona la calefacción de tu coche. Esta aprovecha el calor que se genera en tu motor en marcha para calentar el aire que posteriormente llegará a ti por las salidas del salpicadero y los pies. Esto tiene una grandísima ventaja con respecto al aire acondicionado y es que no supone un aumento del gasto en combustible de tu coche. Ese calor se genera igualmente y si no se utiliza para la calefacción simplemente escapa del vehículo. Esto, como ya podrás suponer, hace que sea un sistema muy eficiente. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el gasto del ventilador es mínimo, prácticamente inapreciable. 

Ahora que sabes que funciona con el calor que produce el motor comprenderás por qué en las mañanas frías de invierno la calefacción tarda en funcionar. Hasta que el motor no esté caliente esta no hará su cometido. Por eso te recomendamos que no la enciendas hasta que el motor no haya alcanzado su temperatura de funcionamiento. No tiene sentido y lo único que conseguirás será que entre aire frío del exterior.

Por último, te queremos dar un consejo. Si utilizas la calefacción para desempañar los cristales, un problema típico del invierno, te damos un truco: con el aire acondicionado se desempeñan antes. Es cierto que puede ser incómodo poner el aire acondicionado con temperaturas bajas, pero es mucho más rápido.

Por ello, aunque tu calefacción funciona perfectamente, nunca está de más revisar el aire acondicionado incluso cuando se acerque el frío. En Neumáticos Élite, además de los neumáticos a mejor precio del Aljarafe encontrarás especialistas en mecánica rápida y carga del aire acondicionado

Visita nuestros talleres en el Polígono el Pino en Sevilla, Mairena del Aljarafe y Coria del Río y descubre todo lo que podemos hacer por ti. 

 

Todos hemos tenido que cambiar nuestros neumáticos cuando los hemos visto desgastados o cuando nuestro vehículo no pasa la ITV por algún fallo en ellos y nos vemos obligados. Por supuesto ni que decir tiene que otro momento en el que nos vemos obligados a cambiarlos es en caso de un reventón o accidente que los dañe gravemente. Pero ¿has escuchado alguna vez algo sobre la caducidad de tus neumáticos? Sí, es una creencia muy extendida y hay quien lo tiene en cuenta a la hora de cambiarlos. Sin embargo, esto no es así, pero hay que estar muy atentos a su envejecimiento.

Tus ruedas envejecen

 

Así es, no exsite la caducidad de tus neumáticos no tiene n una fecha límite, pero sí que envejecen. Como es lógico, un coche con 20 años no debe circular con las ruedas que tenía cuando salió de fábrica. Pero ¿qué hay que tener en cuenta para saber cuándo cambiarlos? Aunque la creencia popular dice que tienes que cambiarlos a los 5 u 8 años esto no es así. 

Ante todo, hay que desmentir que el número de cuatro dígitos que aparece en ellos sea la fecha de caducidad de tus neumáticos. Todo lo contrario, esa es la fecha de fabricación. Si aparece el número 3021 esto significaría que el neumático ha sido fabricado en la semana 30 del año 2021. 

Por tanto, las señales que habría que revisar en nuestros neumáticos para saber su estado y cuándo cambiarlos son las siguientes:

  • Desgaste de la banda de rodadura: recuerda que no debe ser inferior a 1,6 mm.
  • Cristalización: es posible que no los hayas gastado, pero el paso del tiempo y las inclemencias meteorológicas pueden cristalizarlos. Esto hace que pierdan propiedades y no te ofrezcan toda la seguridad necesaria. 
  • Deformaciones: con el paso del tiempo, los golpes al aparcar y otros agentes externos pueden deformarlos y hacer que aparezcan bultos. 
  • Clavos, tornillos y otras posibles amenazas: la carretera está llena de peligros para tus neumáticos. Revisa que no haya nada clavado en ellos.

Además de estos puntos es necesario que tengas en cuenta que a partir de 50.000 km sería conveniente cambiarlos por el desgaste que suelen sufrir con ese kilometraje. También, aunque repetimos que no hay fecha de caducidad, hay que tener en cuenta que a los 10 años desde su fecha de fabricación es conveniente cambiarlos.

Aún así, si tienes dudas o tienes que cambiarlos no dudes en visitarnos. En Neumáticos Élite tenemos años de experiencia y a los mejores profesionales. Te esperamos.

Cambiar el aceite, comprobar que la huella de tus neumáticos sea lo suficientemente profunda, revisar el sistema de refrigeración. Tu automóvil requiere numerosos cuidados si quieres que siempre esté a punto y no te de ningún susto ni en la carretera ni a la hora de pasar la ITV. Pero hay una tarea que un gran número de personas olvidan y que es vital si quieres que tus neumáticos duren. Se trata del alineado de tus neumáticos, un trabajo fundamental. Sigue leyendo y descubre por qué debes prestar atención a esto y cómo podemos ayudarte en Neumáticos Élite, auténticos especialistas en neumáticos.

Conduce tranquilo, alinea tus neumáticos

Si alguna vez mientras conducías has detectado que tu coche vibra más de lo normal o que este tiende a moverse hacia uno de los lados de la carretera tu coche necesita un alineado. Pero estas no son las únicas señales de alerta que tu coche te puede dar. Si ves que el volante no está centrado cuando conduces en una recta o si la dirección está dura y los neumáticos no vuelven a su posición tras girar, tu coche te está avisando.

Pero ¿Cómo se desalinean las ruedas del vehículo? Las causas más comunes son:

  •         Un cambio de neumáticos, amortiguadores o rótulas.
  •         Un accidente.

A pesar de que estas sean las razones más comunes por las que tu coche necesitará pasar por el taller para un alineado, no debes olvidar que el uso normal de tu vehículo también puede provocar que se desalinee. Dos ejemplos muy frecuentes de ello son los golpes a los bordillos cuando se aparca y la conducción por carreteras en mal estado. Sí, así es, ten en cuenta que las ruedas son las grandes afectadas cuando te encuentras con un bache y esto puede afectar a su alineación.

 

¿En qué consiste el alineado de tus neumáticos?  

Este proceso comienza por una revisión de todas las piezas que pueden afectar a la correcta alineación de las ruedas como rótulas, mangueta o suspensión.

Si ninguna de estas piezas está mal se pasa a una máquina donde un ordenador conectado a las cuatro ruedas nos indica los diferentes datos que se necesitan sobre la desviación de estas.

Si hay valores que se salen de lo normal el ordenador avisa y los mecánicos hacen las correcciones necesarias. Cuando se termina la corrección el ordenador emite un informe con los datos tras las correcciones, si todo está bien el coche está listo para volver a la carretera.

Ahora que ya conoces la importancia de este trabajo ¿sospechas que tu coche puede necesitarlo? No lo dudes y visita Neumáticos Élite, tu coche te lo agradecerá.

El verano cada año parece más cálido y largo y eso tu coche es algo que lo nota. Por suerte en Andalucía estamos más que acostumbrados al calor y sabemos cómo lidiar con él.  En Neumáticos Élite, por supuesto, también sabemos qué hacer para que tu coche no sufra las consecuencias o al menos para que estas sean las menores posibles. Por eso, ahora que estamos sufriendo una ola de calor histórica y cuando nos quedan todavía meses de altas temperaturas por delante, te queremos contar cómo cuidar de tu coche en verano

Cuida de tu coche en verano

Son numerosas las partes de tu vehículo que debes revisar en verano para que tu vehículo se encuentre en perfectas condiciones. Algunas de las más importantes son las siguientes:

  • Sistema de refrigeración: quizás el punto más importante a revisar en verano. Con el aumento de las temperaturas en la época estival la posibilidad de que tu motor se recaliente aumenta. Por ello es imprescindible revisar que el sistema de refrigeración tiene la cantidad de líquido refrigerante necesaria. Por supuesto conviene revisar también que no tenga fugas que puedan dejar a tu coche sin este fluido vital.
  • Neumáticos: las elevadas temperaturas del asfalto unidas a un mal mantenimiento de los éstos pueden tener terribles consecuencias. Circular con la presión baja puede aumentar la posibilidad de que revienten y hacerlo con la presión alta aumenta el número de pinchazos. Por tanto, no dejes tus neumáticos sin revisar y circula tranquilo.
  • Frenos: el sistema de frenado de tu vehículo funciona con la fricción de las pastillas de freno con el disco. Esto provoca calor lo que unido al calor ya existente en el ambiente puede hacer que tus frenos lleguen a altas temperaturas acortando así su vida útil. Es por tanto conveniente que revises su estado para que estos no pierdan eficacia durante esta época.
  • Plásticos: los rayos ultravioleta son todo un desafío para tus plásticos, para los interiores y los exteriores. En el caso de los plásticos exteriores lo mejor que puedes hacer para cuidarlos es alejar tu coche lo máximo posible de los rayos solares aparcándolo a la sombra siempre que puedas. Con los plásticos interiores existen otras alternativas como los parasoles que los protegerán y harán que duren como nuevos mucho más tiempo. Además, existen productos que los hidratan y mantienen en perfecto estado. 
  • Carrocería: por último, pero no menos importante, es necesario que cuides de la carrocería. Durante todo el día recibe la radiación solar y, como pasa con los plásticos exteriores, la única forma de protegerla es aparcar tu coche el máximo tiempo posible a la sombra. 

Ahora ya sabes algo más sobre cómo cuidar tu coche en verano. Pero si quieres obtener lo mejor para tu coche no dudes en venir a Neumáticos Élite, la máxima profesionalidad al servicio de tu coche.

Los neumáticos son una parte fundamental de tu vehículo. Están en permanente contacto con la carretera y un fallo en ellos puede ser fatal para tu seguridad. Por eso es uno de los puntos esenciales que se revisan en la Inspección Técnica de vehículos. En Neumáticos Élite somos conscientes de esta importancia y por eso somos especialistas en ellos. En nuestros talleres de Coria, Mairena y el polígono El Pino podrás encontrar los mejores neumáticos, así como un trato profesional. Pero además hoy queremos explicarte cuáles son los puntos clave que tienes que revisar en tus neumáticos antes de ir a la ITV para que la pases con total tranquilidad.

Prepara tus neumáticos para la ITV

 

Probablemente muchos de vosotros lo sepáis, aunque otros no, pero una modificación en nuestro vehículo generalmente suele requerir una homologación. Montar unos neumáticos que se salgan de las medidas para las que nuestro vehículo está homologado suponen una modificación de este por lo que la inspección puede ser desfavorable. Pero además de esto hay más puntos a revisar como son los siguientes:

  • Profundidad de la huella: este es un aspecto fundamental no solo para pasar la ITV si no para tu seguridad. Esta es esencial para el agarre de tu coche, especialmente en situaciones lluviosas. Por ello es necesario que al menos tenga 1,6 milímetros de profundidad para que pueda evacuar el agua correctamente.
  • Estado general: con esto nos referimos a que el estado del neumático, en general, sea correcto. Es decir, que no le falten trozos a la banda de rodadura ni tenga cortes, muchas veces, fruto de golpes contra el bordillo al aparcar. 
  • Desgaste desigual: un desgaste desigual de la banda de rodadura puede suponer dificultades para pasar la ITV y revela una falta de alineamiento. ¿Sabes que entre nuestros servicios se encuentra el alineado? 
  • Concordancia en el eje: te estarás preguntando qué es esto. Ni más ni menos que la necesidad de que cada eje monte los mismos neumáticos en las dos ruedas. El eje delantero puede llevar unos diferentes al eje trasero, pero las ruedas de un mismo eje deben llevar el mismo.
  • Montaje: en los neumáticos direccionales, aquellos que están fabricados para funcionar en un sentido de la rotación, hay que respetar el sentido en el que van a trabajar y montarlos correctamente.

Ahora ya tienes algunos consejos para que vayas a la ITV con mayor seguridad. Pero si de verdad quieres el máximo cuidado ven a nuestros talleres donde podrás encontrar la mejor calidad y como siempre al mejor precio.

Se acerca el verano a Sevilla y, por supuesto, llega el calor a nuestra tierra. Puntual como siempre, este fenómeno meteorológico hace que entrar en nuestros coches se convierta en todo un suplicio. Pero en Neumáticos Élite pensamos en ti y por eso ponemos a tu disposición nuestro servicio de carga de aire acondicionado para que no pases calor. Además, queremos aprovechar que se acerca esta estación para que sepas cómo funciona esa maravilla tecnológica que te hace disfrutar de tu coche cada vez que te montas en él en verano: el aire acondicionado.

Cómo funciona el aire acondicionado de tu coche

 

El sistema de aire acondicionado de tu vehículo se compone de diferentes partes que trabajando de manera conjunta consiguen enfriar todo el habitáculo de este. Vamos a ver cuáles son esas partes y cómo funcionan:

Compresor: es una de las partes más importantes y su función, como puedes deducir de su nombre, es comprimir. Comprimir en concreto el gas refrigerante y enviarlo al condensador.

Condensador: una vez que llega a esta pieza, que es un radiador, es donde el refrigerante se va enfriando hasta condensarse. Esto se produce por la bajada de temperatura que produce el aire que entra por el movimiento del coche y los ventiladores del radiador de este. 

Filtro deshidratador: a este filtro llega el refrigerante ya en estado líquido donde, además de retirar la humedad que pueda existir, se retienen también las partículas de las que pueda estar contaminado.

Válvula de expansión: cuando llega a esta pieza el refrigerante este comienza a evaporarse, a pasar de líquido a gas. Este proceso es lo que hace enfriar definitivamente a este. Aquí es donde es impulsado mediante un ventilador hacia el habitáculo consiguiendo que tu coche pase de ser un infierno a un lugar agradable en el que disfrutar de la carretera.

Ahora que ya sabes cómo funciona el aire acondicionado de tu coche y que estamos sufriendo en mayo un calor propio de julio ¿a qué esperas para venir a Neumáticos Élite? No te lo pienses más, ven y disfruta de tu coche sin miedo al calor. Te esperamos en nuestros talleres del Polígono El Pino en Sevilla, de Mairena del Aljarafe y de Coria del Río. Los mejores profesionales para que puedas disfrutar de tu coche este verano con la mayor de las garantías y siempre con el mejor precio, el de Neumáticos Élite.

La primavera es una de las estaciones más lluviosas en Sevilla. Una temporada marcada por la dificultad para predecir las precipitaciones en la que tener en buen estado tus limpiaparabrisas se convierte en una obligación. Además, este año nos está acompañando un fenómeno meteorológico que, aunque no es extraño en Sevilla, está siendo especialmente insistente: las lluvias de barro. Estas provocan que la visibilidad sea aún peor si cabe y tener los mejores limpiaparabrisas es algo esencial si quieres conducir de forma segura. En Neumáticos Élite tenemos la mejor calidad para que tú te puedas encargar simplemente de conducir con total seguridad. 

No temas a la lluvia 

Para que puedas elegir bien cuando vengas a Neumáticos Élite creemos que es esencial que ante todo conozcas los tipos de limpiaparabrisas que hay en el mercado. Solo así podrás seleccionar, con el consejo de nuestros profesionales, los mejores para tu vehículo.

Tipos de limpiaparabrisas

En la actualidad se pueden encontrar en el mercado principalmente dos:

  • Flexibles: son los más modernos y están fabricados en su totalidad en goma. En buen estado son muy silenciosos y proporcionan una limpieza excelente. Sin embargo, la mayor presencia de goma en su composición los hace más delicados ante temperaturas extremas.
  • Convencionales: estos limpiaparabrisas tienen su estructura fabricada en metal y la goma encargada de limpiar se encuentra sujeta a esta estructura. Su punto fuerte es la gran estabilidad que proporcionan en los más largos. 

 

Cómo cuidarlos

Además de que sepas cuáles son los mejores para tu coche, si vienes a alguno de nuestros talleres en el Polígono El Pino en Sevilla, en Coria o en Mairena del Aljarafe, nuestros trabajadores te asesorarán sobre cómo mantenerlos. 

Te podemos adelantar que tus “limpias” te dan algunas señales sobre la necesidad de cambiarlos cuando al usarlos estos vibran, suenan o dejan un rastro de agua.

Seguramente te estarás planteando que en esos casos la sustitución es inevitable, pero quieres saber qué hacer para maximizar la vida de estos ¿verdad? Pues las medidas a tomar son bastante sencillas, aunque no siempre es posible llevarlas a cabo. 

Se trata sencillamente de proteger a estos elementos de las temperaturas extremas. En verano intenta aparcar siempre a la sombra y en invierno descongela la escarcha que los mantiene pegados al cristal antes de ponerlos en marcha. 

Pero ante todo ven a Neumáticos Élite y deja que te asesoremos sobre los mejores limpiaparabrisas en Sevilla, los que encontrarás en nuestros talleres.

El aceite para el motor de tu coche es algo esencial que debes cuidar y cambiar cuando le toque. Ya sea por haber alcanzado los kilómetros máximos que puedes hacer con él o porque haya pasado el tiempo máximo de uso. En Neumáticos Élite encontrarás los mejores lubricantes y te aconsejaremos sobre cuál es el más adecuado para tu vehículo. Y para que sepas algo más sobre este elemento tan importante para tu automóvil hoy te queremos contar cuáles son los tipos de aceite para tu motor

Los tipos de aceite para tu motor

 

Los tipos de aceite para el motor de tu vehículo se pueden clasificar de dos formas diferentes, vamos a ver cuáles son estas:

Monogrado y multigrado

 

Los diferencia su grado de viscosidad y se dividen en:

  • Monogrado: poseen un solo grado de viscosidad y se usan en lugares donde las temperaturas son más o menos las mismas durante todo el año. Los vehículos que los utilizan no llegan a temperaturas mayores de 85º C. 
  • Multigrado: como quizás ya estés suponiendo los aceites multigrado son lo contrario de los anteriores ya que tienen un gran rango de viscosidad. Esta cambia en función de la temperatura por lo que suelen utilizarse en países donde las temperaturas varían mucho en función de la estación del año.

Sintéticos o minerales

 

La otra forma de clasificar a los aceites de motor es según su procedencia. Es decir, si son minerales o sintéticos:

  • Sintéticos: estos aceites tienen una larga vida y por eso son llamados por su nombre en inglés, es decir, Long Life. Aguantan entre 10.000 y 30.000 kilómetros y se suelen usar para vehículos nuevos. Algunos de los más conocidos son el 5w30 o el 5w40.
  • Minerales: se podría decir que hoy en día están de capa caída debido a su deficiente rendimiento. Los motores actuales exigen más a los lubricantes y esa es la razón que está llevando a que estos sean cada vez menos usados. 
  • Semisintéticos: son una mezcla entre minerales y sintéticos. La razón para su uso es que conserva las propiedades de los sintéticos y los minerales. Sin embargo, esto no hace que sean los más populares ya que, en general, los sintéticos tienen una mayor calidad.

A pesar de esto último que te contamos, lo importante a la hora de cambiar tu aceite es seguir las recomendaciones de los profesionales y en Neumáticos Élite vas a contar con los mejores. Ven a nuestros talleres y siéntete seguro en manos de expertos.

En más de una ocasión te hemos hablado de la importancia de los neumáticos para tu vehículo. Pero ¿qué pasa con las llantas? ¿Conoces cuántos tipos existen? ¿Conoces cómo las podemos dividir? ¿De qué materiales están hechas? De todo eso queremos hablarte para que cuando les pongas unas llantas a tu coche sepas algo más sobre ellas. Son una parte esencial del vehículo y determinan en gran medida el atractivo de este ¿no crees? Unas que no combinen con el resto del coche pueden destrozar por completo su estética. Sigue leyendo para aprender a elegir mejor las tuyas. 

Tipos de llantas existentes en el mercado

Las llantas existentes en el mercado se pueden dividir principalmente de dos formas: según su tamaño y según el material del que estén hechas. Por eso nosotros nos vamos a guiar por estas clasificaciones para explicártelas.

Según su tamaño

En la actualidad se utilizan fundamentalmente cinco tipos cuyo diámetro se mide en pulgadas. Estas son las siguiente:

  • 15 pulgadas: actualmente las suelen usar utilitarios, pero en los años 90 y primeros 2000 fueron bastante más comunes en otros coches como el Renault Laguna o el Peugeot 406.
  • 16 pulgadas: estas son utilizadas hoy en día principalmente por marcas de gama alta como BMW o Audi. 
  • 17 pulgadas: estas se popularizaron con la llegada del siglo XXI y hoy las puedes encontrar en modelos muy comunes. 
  • 18 pulgadas: los coches deportivos de nuestros días son los que las usan, especialmente en la gama media-alta.
  • 19 pulgadas: podríamos decir que los coches con estas llantas llenan hoy en día nuestras carreteras. A algunos turismos que las llevan se suman los SUVs que hoy en día gozan de gran popularidad entre la población. 

O su material

  • Aluminio: su peso reducido es una de las grandes razones para optar por ellas. El menor peso ayuda a reducir la masa total del vehículo reduciendo así el consumo.
  • Acero: aunque son de las más utilizadas cada vez son menos usuales en nuestras carreteras. Hace años eran casi la única opción, pero su peso y su estética han hecho que comiencen a caer en desuso en favor de otras. Una de sus ventajas sin duda es su precio reducido.
  • Magnesio: son realmente raras en el mercado ya que exclusivamente se utilizan para competición por su peso extremadamente ligero. En turismos más que de llantas de magnesio habría que hablar de llantas con magnesio. Es decir, una mezcla entre este elemento y otro.
  • Aleación: Estas son las más comunes hoy en día por la combinación de factores como menor peso, mayor agarre y comportamiento en curva. La aleación más común suele ser aluminio, magnesio y níquel. 

¿Y tú, cuáles llevas? ¿Estás pensando en cambiarlas? Recuerda que en Neumáticos Élite puedes encontrar lo que necesitas para tu vehículo. Somos profesionales con amplia experiencia y sabemos cómo cuidar de tu coche.