El verano cada año parece más cálido y largo y eso tu coche es algo que lo nota. Por suerte en Andalucía estamos más que acostumbrados al calor y sabemos cómo lidiar con él.  En Neumáticos Élite, por supuesto, también sabemos qué hacer para que tu coche no sufra las consecuencias o al menos para que estas sean las menores posibles. Por eso, ahora que estamos sufriendo una ola de calor histórica y cuando nos quedan todavía meses de altas temperaturas por delante, te queremos contar cómo cuidar de tu coche en verano

Cuida de tu coche en verano

 

Son numerosas las partes de tu vehículo que debes revisar en verano para que tu vehículo se encuentre en perfectas condiciones. Algunas de las más importantes son las siguientes:

  • Sistema de refrigeración: quizás el punto más importante a revisar en verano. Con el aumento de las temperaturas en la época estival la posibilidad de que tu motor se recaliente aumenta. Por ello es imprescindible revisar que el sistema de refrigeración tiene la cantidad de líquido refrigerante necesaria. Por supuesto conviene revisar también que no tenga fugas que puedan dejar a tu coche sin este fluido vital.
  • Neumáticos: las elevadas temperaturas del asfalto unidas a un mal mantenimiento de los éstos pueden tener terribles consecuencias. Circular con la presión baja puede aumentar la posibilidad de que revienten y hacerlo con la presión alta aumenta el número de pinchazos. Por tanto, no dejes tus neumáticos sin revisar y circula tranquilo.
  • Frenos: el sistema de frenado de tu vehículo funciona con la fricción de las pastillas de freno con el disco. Esto provoca calor lo que unido al calor ya existente en el ambiente puede hacer que tus frenos lleguen a altas temperaturas acortando así su vida útil. Es por tanto conveniente que revises su estado para que estos no pierdan eficacia durante esta época.
  • Plásticos: los rayos ultravioleta son todo un desafío para tus plásticos, para los interiores y los exteriores. En el caso de los plásticos exteriores lo mejor que puedes hacer para cuidarlos es alejar tu coche lo máximo posible de los rayos solares aparcándolo a la sombra siempre que puedas. Con los plásticos interiores existen otras alternativas como los parasoles que los protegerán y harán que duren como nuevos mucho más tiempo. Además, existen productos que los hidratan y mantienen en perfecto estado. 
  • Carrocería: por último, pero no menos importante, es necesario que cuides de la carrocería. Durante todo el día recibe la radiación solar y, como pasa con los plásticos exteriores, la única forma de protegerla es aparcar tu coche el máximo tiempo posible a la sombra. 

Ahora ya sabes algo más sobre cómo cuidar tu coche en verano. Pero si quieres obtener lo mejor para tu coche no dudes en venir a Neumáticos Élite, la máxima profesionalidad al servicio de tu coche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *